Realmente no es tan complicado conseguir un sueldo que se ajuste objetivamente a tu trabajo, muchas son las oportunidades que a veces se presentan y, lamentablemente, se desaprovechan por no seguir algunas pautas muy sencillas pero que nos abrirán las puertas a la satisfacción de realizar nuestro trabajo día a día con motivación.

 

estudiar el mercado

  • Consigue toda la información que puedas sobre la empresa antes de asistir a la entrevista de trabajo. A la vez que investigas sobre la empresa, es necesario asegurarse de cuál es el sueldo estándar del puesto al que estamos optando, cercioraremos de no aceptar una cantidad menor.

hablar dinero

  • No hablar de dinero hasta el final de la entrevista. Retrasar todo lo posible el asunto es primordial. Muchas veces no estamos seguros de cuando es el momento adecuado para sacar el tema, definitivamente cuando la entrevista haya concluido. Seguramente será el entrevistador quién dé el paso, de no ser así, es perfectamente lícito adelantarnos. Si el entrevistador prioriza hablar sobre sueldo mejor comentarle que preferiríamos dejarlo para el final.

tu lo vales

  • Demostrar que lo merecemos, que lo vales. Para ello, la mejor forma es conocernos a nosotros mismos, dando un repaso a nuestra experiencia en el mundo laboral, a la formación, estar seguros de nuestras aptitudes. Tener un perfecto conocimiento del curriculum, ya que el entrevistador se basará en él.

 

debilidades

  • Ser consciente de nuestras debilidades. Enuméralas y acto seguido prepara argumentos para defenderlas. Nadie es perfecto, todos tenemos puntos débiles y reconocerlos dándo razones sobre cómo lidiar con ellas es sinónimo de seguridad. Nuestras debilidades se convierten en metas!

Claves para conseguir el sueldo que realmente mereces

Publicidad


Post navigation